top of page

Aceptar nuestra apariencia es fundamental para gestionar la impresión que causamos en los demás.

En una de las charlas con la experta en comunicación e impacto positivo Andrea Vilallonga, nos enseña su método (MÍRATE) como un camino para querernos un poquito más y mejorar el impacto y la influencia en los demás, siguiendo estos simple pasos:

· Mejora tu imagen

· Renueva tu actitud

· Trabaja tu expresión


Una buena manera de determinar cómo nos ven los demás, cuando nos ven por primera vez, es mirándonos.


A menudo escuchamos expresiones como: “¡me da igual lo que piensen los demás de mí!” Pero la verdad es que hasta cierto punto si nos importa, pero más que nada nos importa cómo nos vemos nosotras mismas. Te invitamos a que tomes control de tu propia imagen y que decidas como te quiere ver.


Cuando nos miramos, obtenemos elementos necesarios para trabajar nuestra autoestima y nuestra influencia.


Te preguntarás ¿Por qué la influencia?

Porque es fundamental saber lo que ven los demás para poder proteger tu autoestima, ya que “la mente confunde el ver con el ser”.

Al mirarnos podemos tener las herramientas necesarias para trabajar en la influencia.


Cuando conocemos a alguien, tenemos solo 15 segundos para dar una primera impresión. Son 15 segundos en que somos juzgados y etiquetados. Bueno, todos en algún momento de nuestras vidas hemos juzgado por la primera impresión, esto hace parte de la naturaleza humana.


De allí la importancia de visualizar nuestra imagen. Cuando nos ven por primera vez se crean expectativas visuales que crean una emoción, la cual determinará el modo en que nos comunicaremos con los demás.


La actitud que tengas y la expresión corporal, provocará acercamiento o rechazo.

Ten en cuenta que cuando conoces a alguien:

· El 55% es la primera impresión

· El 38% es la expresión no verbal, el cuerpo (modo de caminar, de gesticular, la postura)

· El 7% es la expresión verbal, de la cual, el 2% es el contenido del mensaje y el 5% restante es la voz, el tono y la modulación.


Es importante mantener una buena actitud y agradecer los cumplidos sin presumir.


Un cumplido, es un regalo,

un regalo, aporta a la felicidad

y la felicidad sube la autoestima.


De ahora en adelante, cuando te mires al espejo, evita detectar aquello que no te gusta de ti o que no haces bien y enfócate en lo que te gusta de ti y lo que puedes hacer naturalmente bien.


Potencia tu talento.

Foto Stephany Cortés

8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page