Anímate a tomar riesgos calculados

Algunas evitamos tomar riesgos por temor a equivocarnos. Sin embargo, en los riesgos hay oportunidades. Ya lo decían nuestras abuelas: "el que no arriesga un huevo, no saca un pollo".


¿Qué pasará si te equivocas? Sencillo, "del suelo no pasas"


Bueno, seriamente. Si te equivocas, es importantísimo que sepas como manejar el error. La coronel retirada de las fuerzas aéreas de los Estados Unidos, Eileen M. Collins, nos explicó ayer la manera en que ella maneja los errores. Ella sigue estos cuatro pasos que tu también puedes seguir:


1. Admite el error.

2. Corrígelo.

3. Determina qué debes hacer para prevenir ese mismo error en el futuro.

4. Sigue adelante.


Yo interpreto este último paso así: seguir adelante significa no quedarse allí lamentándose y sintiéndose mal o poca cosa por haber cometido ese error. ¡Ya basta! Cometí un error, aprendí mi lección y ahora es tiempo de seguir adelante.


Te invito a que tomes riesgos calculados para cumplir tus metas. Si comentes errores, sigue estos cuatro pasos, pero sobre todo, perdónate a ti misma y continúa tu camino.

Foto de Sammie Chaffin en Unsplash

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Moverte constantemente es muy importante para tu bienestar integral. Me imagino que ya has escuchado lo importante que es ejercitarte, pero yo quiero contarte que, aunque hacer ejercicio físico genera