Aprende a aceptar y reconocer el amor en sus diferentes formas, especialmente después de una pérdida

Un hombre muy sabio va a pasear al parque. Allí se encuentra con una niña que llora desconsolada porque perdió su muñeca de trapo.


Él trata de ayudarla a encontrar la muñeca, pero esta simplemente ha desaparecido. Finalmente, el hombre le dice a la niña que su muñeca se ha ido a viajar por el mundo y que por eso es que no la encuentran. Ella sigue llorando, entonces él le dice: "no te preocupes ni te pongas triste, yo soy un mensajero de muñecas. Estoy seguro que ella te va a escribir pronto para dejarte saber que está bien".


Al día siguiente el hombre regresa al parque y trae consigo una carta de la muñeca. Se la entrega a la niña y ella con sus ojos llenos de admiración la abre y la lee a voz alta: "pequeña amiga, no estés triste. Yo estoy bien y muy contenta pues estoy teniendo muchas aventuras. Estoy viajando por el mundo y conociendo mucha gente y sitios maravillosos." La niña con sus ojos llorosos, sonríe.


Todos los días, por mucho tiempo, el hombre regresa al parque y le trae una carta nueva a la niña. Ella siempre las espera con mucha anticipación. Las cartas le cuentan a la niña diferentes aventuras. La muñeca ha comenzado a ir a la escuela, ha conocido muchas personas interesantes. La muñeca tiene una vida nueva llena también de muchas obligaciones que no le permiten regresar a donde la niña.


Más la muñeca le dice que la ama y que siempre la recuerda.


Un día, el hombre le entrega a la niña una muñeca que parece nueva, pero le dice que, aunque se vea distinta, esta es su muñeca de trapo, la que perdió muchos días atrás. La muñeca lleva consigo una nueva carta que dice: "mis viajes me han cambiado".


La niña abraza a su muñeca con mucho cariño y la cuida por el resto de su vida. Un día cuando la niña ya era adolescente, se da cuenta que la muñeca tiene una carta cuidadosamente escondida en una de sus piernitas de trapo. La niña, ya hecha adolescente, saca la carta y la lee: "eventualmente perderás todo lo que amas. Pero al final, el amor regresara en forma diferente".


Esta historia ficticia es la adaptación en español de una copia relatada por Susan Cain en su libro "Agri-Dulce" (Bitter-Sweet), página 109.


Con esta historia se busca enseñarnos que debemos aprender a aceptar y reconocer el amor en sus diferentes formas, especialmente después de una pérdida.


¿Cuántos amores has perdido porque han muerto? Quizás hayas perdido a un familiar o a alguien que amaste mucho. Pero ten en cuenta que una vez que amas a alguien, ese amor permanece en tu corazón y memoria. Pero, sobre todo, ten en cuenta que el amor se trasforma. Es solo cuestión de aprender a reconocerlo cuando reaparezca en tu vida. El amor es eterno.

Foto de Leighann Blackwood en Unsplash

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo