top of page

Crea una red de trabajo exitoso dentro de tu círculo social.

Puedes seguir estos cinco pasos que enfatizan la construcción orgánica de relaciones y el desarrollo de conexiones existentes:


1. Comienza con Relaciones Auténticas:

Empieza fortaleciendo tus relaciones existentes. Muestra interés en las vidas y carreras de tus amigos, familiares y conocidos. El construir una red de trabajo debe estar arraigado en la autenticidad, así que invierte tiempo en conocer a las personas a un nivel más profundo. El éxito a menudo proviene de conexiones fuertes y genuinas, no solo de un gran número de contactos.


2. Identifica Beneficios Mutuos: Piensa en cómo puedes ayudar a otros en tu círculo social mientras también consideras cómo ellos pueden ayudarte a ti. Ofrece tus habilidades, conocimientos o apoyo a amigos y conocidos, haciéndolo más probable que quieran corresponder cuando necesites asistencia.


3. Expande tu Círculo a través de Eventos e Intereses: Asiste a eventos, únete a clubes o participa en actividades que se alineen con tus intereses profesionales y personales. Esto aumenta la posibilidad de conocer a personas con intereses similares que podrían convertirse en parte de tu red. Importante, participa en estos eventos con la intención de disfrutar y aprender, no solo para construir tu red de trabajo. Las relaciones construidas sobre intereses compartidos suelen ser más fuertes y duraderas.


4. Sé un Conector: Presenta personas dentro de tu círculo social entre sí cuando creas que tienen intereses comunes o podrían beneficiarse de la conexión. Esto te posiciona como un miembro valioso y útil de tu red, y es probable que la gente recuerde y agradezca el papel que jugaste en ayudarlos.


5. Mantén tus Relaciones: Al construir una red de trabajo no se trata solo de hacer nuevas conexiones; también se trata de mantenerlas. Mantente en contacto con tus conocidos regularmente, celebra sus éxitos y ofrece apoyo durante los momentos difíciles. Utiliza las redes sociales, correos electrónicos o encuentros para mantener viva la comunicación. La interacción constante ayuda a mantener las relaciones cálidas, asegurando que tu red permanezca fuerte y activa.


Al integrar estos pasos en tus interacciones sociales cotidianas, puedes construir tu red de trabajo sin tener que participar en interacciones sociales forzados o antinaturales. Siempre recuerda que el networking más fructífero proviene de relaciones genuinas donde la confianza y el respeto mutuos son el núcleo.

Foto de Christina Wocintech en Unsplash

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page