Cuidar de ti misma no es ser egoísta.

Así que trabaja con diligencia en no sentirte culpable por cuidar de ti misma, ya que el cuidarte y quererte es clave para estar bien y presente para tus seres queridos.


Las personas egoístas ponen sus necesidades por encima de las necesidades de los demás. Estas personas van por el mundo creyéndose mejor que los demás y menospreciando y minimizando las necesidades del otro.


Puedes reconocer a una persona egoísta fácilmente; ellas son calculadoras, manipuladoras, y les encanta criticar a los demás y buscar culpables. Generalmente no asumen responsabilidad por nada ni por sus comportamientos negativos. Una persona egoísta no ve nada malo con crear sufrimiento en su familia o incluso ponerlos en peligro.


Por otro lado, tu enfoque debe ser en cuidar de ti, poner como centro tu salud y bienestar integral para que así seas la mejor versión de ti que puedas ser y beneficiar al máximo a tus seres queridos. Piénsalo, si tú no estás bien, no les podrás ofrecer bienestar a esas personas que tanto amas.

Foto de Paola Estrada

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo