LA AUTOCOMPASIÓN EN EL AMOR PROPIO

En los momentos estresantes, la autocompasión y el cuidado propio son muy importantes. En estos momentos de caos debemos recordar ser compasivas con nosotras mismas y practicar el perdón propio.


Esfuérzate por cuidar de ti misma y por cultivar tu amor propio diariamente. Recuerda amarte a ti misma, es un acto de generosidad, pues es la clave para que seas una mujer completa y un miembro productivo de nuestra sociedad.


Existen diferentes formas de cultivar y mostrar el amor propio. Una manera muy poderosa es el practicar la autocompasión como mínimo una vez por semana. Primero que nada, define lo que significa para ti la autocompasión y luego practícala activamente.


Estos son algunos ejemplos:

1. Escribe una nota de gracias a ti misma.

2. Escribe tres cosas que te gustan de ti misma.

3. Perdónate por los errores que has cometido. Esto lo puedes hacer al frente de un espejo, o… escribiéndote una nota.

5. Habla de ti misma de una manera positiva.

4. Haz actividades que sean beneficiosas para tu cuerpo, para tu alma y mente.


La próxima vez que te sientas preocupada, abrumada o estresada, tomate un momento para abrazarte a ti misma, para mimarte, para respirar y para ser compasiva contigo misma. ¡Este será el tiempo mejor invertido!

Foto de Hala Al-Asadi en Unsplash.

5 visualizaciones0 comentarios