Un proverbio popular dice “dime con quién andas y te diré quién eres”

Cuando era adolescente, pensaba que era injusto que me definieran con base a mis amistades. Sin embargo, con el paso del tiempo, me di cuenta de que no estaba entendiendo este proverbio correctamente. La vida y algunos libros me han enseñado que las personas con quienes nos relacionamos, tienen mucho que ver con el tipo y la calidad de vida que llevamos.


Al final del día, los seres humanos somos como esponjitas que absorbemos lo que nos rodea. Sin darnos cuenta y eventualmente, nos convertimos en todo lo que consumimos. Es decir, nos convertimos en todo lo que escuchamos, leemos, vemos, palpamos, comemos y tomamos. Por esto, es esencial crear intencionalmente un plan de vida y asegurarnos que todas las decisiones que tomemos armonicen y apoyen a ese plan de vida; esto incluye, los amigos y/o círculo social que escogemos.


En pocas palabras, una vez que definas tu plan de vida, asegúrate de rodearte con aquellas personas cuyos valores y planes de vida vayan de acuerdo con el tuyo. Por ejemplo, si quieres convertirte en una microempresaria exitoso, debes rodearte de personas que compartan esa visión y ese estilo de vida. Así podrás aprender de ellas muchas cosas que te pueden ayudar a cumplir tus metas. A parte, estas personas podrán entenderte y apoyarte, pues comparten ideales similares. Por otro lado, ten mucho cuidado con no caer en la tentación de compararte, pues esta práctica puede dañar tu autoestima y puede llenarte de envidia. En pocas palabras, en este ejemplo, tu círculo social debería incluir a microempresarias exitosas, pero deberías tener en cuenta que la idea es aprender de ellas, mas no compararte con ellas. Esto, mis amigas, es clave.


¿A cuántas personas has visto que dicen querer algo, pero todo lo que hacen va en contra de lo que dicen querer? Esta práctica se puede llamar autosabotaje. Espero que este no sea tu caso. Pero si lo es, aun estas a tiempo para cambiarlo. ¿Cómo puedes saber si te estas autosaboteando? Sencillo ¿crees que estás viviendo la vida que quieres? Si la respuesta es no, esto es una señal de autosabotaje, algo no estás haciendo bien. Te invito a que comiences por analizar a tu círculo social y/o de amistades, así como a los lugares que frecuentas, pues allí tendrás la oportunidad de conocer personas nuevas y establecer nuevos contactos. No intentes encontrar una rosa en un maizal, o una mata de maíz en un rosal.


Anímate a vivir la vida que siempre has soñado ¡empieza hoy mismo!


Photo by Valiant Made on Unsplash

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo