¡YA NO MÁS ETIQUETAS!

No te olvides de quién eres, más allá de tu profesión, de tu vestuario, de tu manera de alimentarte, de tu estado de salud o discapacidad.


Las etiquetas o estereotipos en la sociedad muchas veces causan prejuicios que afectan nuestras emociones y una verdadera inclusión ya que se enfoca en lo superficial de las personas.


Eres mucho más allá de la etiqueta que tienes en el momento. Eres mucho más allá que tu circunstancia.


Aunque recibas muchas miradas de pesar, de lástima, de admiración, de menosprecio, de superioridad o de inferioridad de parte de los demás. ¡Debes saber siempre quién eres!


Aprende a verte en los ojos del otro como realmente eres, con el valor que tienes. Sin etiquetas, sin profesión, sin llevar la carga de pensar cómo te está mirando la otra persona.


Libera toda la construcción, toda la barrera, todo lo que quieres mostrar, lo que quieres que el mundo sepa de ti y sé un ratito tú.



Experimenta soltar tu ego sin temor; ¡despréndete! Deja a un lado el “Hola, soy empresaria, magister, psicóloga o universitaria” y deja de preocuparte en preguntarle a otras personas ¿quién eres? Enfócate en la “persona como persona”, sin distraerte porque sea negro, blanco, alto, bajo, famoso, profesional, técnico, millonario o pobre.


De esa manera nos damos cuenta lo valiosos que somos todos a pesar de lo lindo o feo, lo pequeño o grande, lo extraño o raro que tenemos como caparazón; solo mira adentro.


Seamos capaces de mirar hacia adentro y no perderlo por mirar solo por lo que catalogamos a simple vista, porque no soy o no son lo que yo espero, lo que creo, o no son como yo. ¡No somos perfectos!

¡YA NO MÁS ETIQUETAS!

Quiérete y cuídate

Photo by Chands Yarrow on Unsplash

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo