LA VIDA NO ES UNA COMPETENCIA

Para estar bien en todos los aspectos, es importante entender que la vida es para aprender los unos de los otros y sobre todo es para complementarnos.


Cada persona trae consigo un conjunto de virtudes y valores que la hacen única e importante para su comunidad. Imagínate como sería nuestro mundo si todas las personas fuéramos iguales y si todas tuviéramos las mismas habilidades y profesiones. O si todas tuviéramos la misma manera de pensar, la misma manera de actuar, o la misma manera de ser y sentir.


La naturaleza no se equivoca y ya está comprobado científicamente que todos tenemos habilidades y virtudes innatas. Por lo tanto, no te preocupes por esas habilidades que no son innatamente tuyas, eso sería como si un árbol de limón se preocupara porque no puede producir bananos.


No caigas en la tentación de competir y de compararte con los demás. Busca entender tus propias habilidades y enfócate en ellas. Acepta tus deficiencias y busca quien te pueda complementar.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo