Las palabras tienen poder...

no es lo que dices sino como lo dices. Tu tono de voz cuando hablas, las palabras que usas y el énfasis que utilizas cambiará como tú y tu mensaje son percibidos.


Una manera práctica de usar lenguaje positivo es eliminando las frases y palabras negativas. Esto toma un poco de práctica y dedicación, pero vale la pena. Por ejemplo, en vez de decir "no corras" di "camina por favor".


A continuación, te daremos algunas ideas para substituir el lenguaje negativo y expresar con más claridad nuestra intención:


  • No grites = Baja un poco la voz por favor.

  • No corras = Camina por favor.

  • No mientas = Habla con honestidad.

  • No te trasnoches = Duérmete temprano o duérmete antes de las 10 de la noche.

  • No me hables mal = háblame con respeto por favor.

  • No tan mal = bien


También es importante que trates de ver las cosas por el lado positivo. En vez de pensar "que pereza ya comenzó a hacer frio otra vez". Piensa en las actividades chéveres que acompañan la época fría. A mí me encanta cuando mi esposo prende una hoguera en el patio y todo nos sentamos alrededor de ella para calentarnos.


También me encanta arroparme los pies con una cobija calurosita mientras leo un libro, charlo amenamente con mi familia o simplemente veo un rato la televisión.


Las personas que usan lenguaje positivo más constantemente que el lenguaje negativo, al igual que las personas que tienden a ver todo desde una perspectiva positiva tienden a crear sentimientos positivos en los demás.


Decídete a convertirte en un rayo de luz para ti y para los demás. ¡Desde hoy a trabajar en expresarnos de manera positiva!

Foto de Maddi Bazzocco en Unsplash

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo